lunes, 17 de febrero de 2014

El tiempo lo cura todo.

Otra mentira más para la colección.. el tiempo no cura nada, o cura lo que ya no importa. El tiempo es precisamente lo que nos hiere. noches en vela, apatía, distracciones constantes, pensar en lo que se dijo, en lo que se va a decir,o quizás en lo que se debería haber dicho..
Echo de menos cada uno de tus "te quiero fea" al oído,  bajito, para que nadie se entere de lo que me decías, no me resultaba raro, estaba acostumbrada a que no quisieras que nadie nos viera, o que nadie supiera nada de nosotros,..
El problema es que ahora no me acostumbro a estar sin ti, sin tus tonterías,  por mucho tiempo que pase, por muchas personas que pasen en mi vida, ninguna se parece a los más minimo a ti.
No puedo mentirme, más de una vez te he hablado fingiendo que me equivocaba, que no quería ni hablarte ni verte, ni que existieras, pero he de reconocer que cada día que pasa extraño tus extrañas manías,  esas que solo tenías tú,  y que tanto te caracterizaban.
Es imposible mentalizarme de que ahora estás con otra, que no me echas de menos ni te acuerdas de mí, aun que me digas que esa otra persona con la que eres feliz ahora se parece a mi.. eres tan confuso.
Y ya a pasado un año desde la última vez que quedamos, y la recuerdo como si fuera ayer, que yo me enfadaba por que habías ido de viaje y le traias regalos a mis amigas, olvidándote de mi, para no variar, aun que ahora no importaria que lo hagas, con la condición de estar a tu lado, rozar tu piel y sentir esa corriente eléctrica que me hacía vibrar de felicidad, por que eras mio.
Pd: te necesito.

Desde mi sofá,  con muchas ganas de volver a verte.
Ana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario